Google+

Ferrocaril Tacna Arica está abandonado por falta de presupuesto

4 octubre, 2012 9:01 comentarios Visto: 57

Por falta de presupuesto y la priorización de un proyecto de inversión, la estación del ferrocarril Tacna-Arica se encuentra paralizada y corre el riesgo de desaparecer. Los rieles y durmientes de la vía férrea que inició su actividad en 1856 para conectar las dos ciudades fronterizas de Chile y Perú están muy deteriorados.

PROBLEMAS. El autovagón de la estación del ferrocarril de Tacna realizó su último recorrido el 20 de marzo de este año, en vista que el paso de un cargador frontal de la empresa Arunta dañó un tramo de 50 metros de la línea férrea en el sector de Magollo.

El gobierno regional de Tacna, entidad que regenta la estación, inició un proceso judicial mediante su procuraduría para que la empresa pague por los daños de las piezas del tramo (150 tirafondos y 50 durmientes), valorizadas en $7000, hecho que no se concreta hasta el momento.

Pero esta no fue la primera vez que dejó de funcionar la estación. En febrero de 2011 también dejó de operar durante cuatro meses al detectarse que no contaba con licencia ni autorización para funcionar.

Adicionalmente a ello, se determinó que los conductores del autovagón no tenían brevete, hecho que tuvo que ser regularizado, comentó el subgerente de Promoción a las Inversiones y Exportaciones del GRT y actual administrador de la estación ferroviaria, Orlando Ángulo Blanco.

ABANDONO. El funcionario explicó que no solo el tramo dañado sería el único obstáculo para que vuelva a operar la estación del tren, al sostener que la línea férrea, de 62 kilómetros, está sumamente deteriorada por falta de mantenimiento. El último que se le dio fue hace más de diez años.

“Hay que cambiar durmientes, rieles y tirafondos en diferentes puntos de la línea, lo cual suma unos 8 kilómetros. Estos están ubicados en la zona urbana de Tacna. Para ello se requiere S/. 8 millones, que no disponemos”, manifestó.

Para Ángulo, el mantenimiento de algunos tramos de la vía no solucionaría el problema, ya que por su mal estado no soportaría el peso de varios vagones si fuera puesto en operatividad la locomotora que se encuentra dentro de la estación ferroviaria. “La locomotora se puede reparar cambiando la tarjeta y motores para jalar tres vagones y carga, pero el estado de los rieles lo haría colapsar”, anotó.

DINERO. Ante ello sugiere que debe renovarse toda la línea férrea, lo que demandaría una inversión de S/.3.5 millones por km, requiriéndose en total unos S/.217 millones para realizar dicho cambio.

Ángulo considera que la inversión debería ser ejecutada por una entidad privada o el gobierno central, y para ello se debe elaborar un proyecto. Mientras tanto, la estación seguirá cerrada.

Sostiene que para el GRT el desembolso no sería rentable, pues hay que recordar que se cobraba S/.10 por boleto y diariamente unas 120 personas utilizaban el servicio del ferrocarril. Estas dejaban un ingreso al día de S/.1200. Si se tiene en cuenta que la estación funcionaba seis días a la semana, se deduce que mensualmente generaba ingresos por S/.28,800 en promedio.

RIESGO. Al dejar de operar la estación del ferrocarril, se corre el riesgo de que ésta pueda desaparecer o ser invadido el terreno por donde están fijados los rieles ante el crecimiento de la población.

Esto podría ocurrir en Arica, donde algunos predios se instalan cerca de la vía férrea, sin respetar los 50 metros de distancia que deben existir entre edificaciones y rieles.

Por trascendidos se sabe que dentro del plan de desarrollo urbano de Arica se ha contemplado la habilitación urbana cerca de algunos tramos de la vía férrea.

El funcionario regional es consciente de este riesgo, pero asegura que, legalmente, los chilenos no deberían construir viviendas sobre el trazo de la línea férrea, ya que esta es de uso exclusivo y a perpetuidad para el Perú, como quedó resuelto dentro del Tratado de 1929.

DETERIORO. Por su parte, el presidente de la Cámara Regional de Turismo (Caretur), David Rendón Cohaila, lamentó el estado de abandono de la estación del ferrocarril al indicar que ese medio de transporte era empleado por los tacneños debido a la rapidez en los controles de Aduanas en comparación con los que se ejercen en los puestos fronterizos de Santa Rosa (Tacna) y Chacalluta (Arica).

Pero Rendón también se quejó por el mal estado del Museo Ferroviario, de donde se han sustraído bienes como válvulas, silbatos de locomotora, fuelles de cuero y piezas de cobre, sin que hasta el momento hayan sido devueltos. Señaló que se sabe que dichas piezas estarían siendo comercializadas en el mercado negro debido a su valor histórico. También lamentó el deplorable estado de los ferrocarriles y vagones históricos que lucen deteriorados.

Al reclamo se sumó la directora regional de Cultura, Ingrid Caferatta, quien mostró su preocupación por el estado de los vagones históricos y el museo, y no descartó que el Ministerio de Cultura intervenga el recinto por ser un monumento histórico.

PROYECTO. Ángulo dijo que los robos reportados son investigados y las personas involucradas fueron denunciadas por la región. Entre las pérdidas destacó dos calderas de 5 toneladas de peso cada una, por lo que resultó extraño que nadie se diera cuenta de su salida en la anterior gestión del GRT.

El Ministerio de Comercio Exterior y Turismo, mediante el plan Copesco, realizará la remodelación y acondicionamiento turístico de la estación del ferrocarril Tacna-Arica, para lo cual invertirá S/.15 millones. “Los estudios de preinversión deben ser culminados a fines de este año y el próximo se debe iniciar el proyecto”, informó el administrador de la estación del ferrocarril.

RECINTO. El Museo Ferroviario Nacional de Tacna conserva la arquitectura de la estación del ferrocarril; destaca por el uso de fierro fundido y madera. El museo cuenta con tres sectores: la Sala Histórica Documental, donde se conservan documentos y diarios de la época que certifican la existencia y vigencia del ferrocarril Tacna-Arica, fotografías y una muestra de filatelia.

En la denominada Sala Perú se muestran piezas ferroviarias y fotos de la evolución del ferrocarril. También se ubica la Sala Tacna-Arica constituida por maquinaria, ferrocarriles y vagones antiguos.

Región Tacna evalúa concesionar vía peruana

Ante la carencia de fondos para realizar el cambio de rieles de los 62 kilómetros de la vía férrea, y para el mantenimiento a la estación del ferrocarril Tacna – Arica, el gobierno regional de Tacna daría en concesión el recinto para que sea administrado por una empresa privada.

PROPUESTA. El presidente (e) del GRT, Frankie Kuong, sostuvo que esto fue conversado con el presidente Tito Chocano y se pediría a ProInversión seleccione a la empresa que pueda realizar el mantenimiento y poner en operación la estación ferroviaria.

“No se realiza mantenimiento a la vía férrea desde 1964 y por ello no se puede reclamar que solo sea un problema de ahora, esta vía es rentable ya que el control de migración y aduana es más rápido para los viajeros y esto se tiene que aprovechar”, sostuvo.

RIESGO. Precisó que es urgente iniciar los trabajos de mantenimiento para evitar que la vía férrea desaparezca en Arica (Chile) como ocurriera con parte del terreno del Chinchorro, que fue expropiado a pesar de ser de propiedad peruana.

“Si no opera el tren, se corre el riesgo que los rieles sean retirados por las autoridades de Arica para ser usados como parte de su plan de expansión urbana”, anotó.

DEJAN FUERA. Contó que el consulado de Perú en Arica tuvo la intención de preparar un proyecto para realizar la habilitación del muelle y el puerto de Perú en dicha ciudad, pero no consideró el mejoramiento del servicio del ferrocarril.

Añadió que el Ministerio de Relaciones Exteriores y el gobierno central deberían priorizar la operación del ferrocarril, ya que este fue solicitado dentro de los acuerdos del Tratado de 1929 para el transporte de personas y mercadería entre Tacna y Arica. “Vamos a tener una reunión la próxima semana para ver qué haremos con el servicio del ferrocarril”, informó la autoridad regional.

PARALIZADO. Como se recuerda, el administrador de la estación del Ferrocarril Tacna – Arica, Orlando Ángulo, manifestó que se requería un presupuesto de S/. 217 millones para el cambio de los rieles y durmientes deteriorados en los 62 kilómetros de la línea férrea que conecta las dos ciudades fronterizas.

El funcionario dijo que el GRT no disponía de presupuesto para el mantenimiento y recomendó que lo realice el sector privado o el gobierno central. La estación deja de percibir al mes un promedio de S/.28,000.

Reporteros en Linea

Reporteros en Linea

Portal de noticias del Perù. Somos un equipo de profesionales que mostramos la noticia en una versión diferente a la que muestran las grandes empresas periodísticas, acá no manipulamos ni disputamos la agenda de los grandes medios , pues aportamos nuestra mirada en cada noticia.
Share

Otras Noticias